Información General

    Es una disciplina hípica que reúne, no sólo la resistencia del caballo frente a las grandes distancias a recorrer, sino también un planteo estratégico de la carrera por parte del jinete. Ambos, caballo y jinete, deben reunir una condición física excelente, pues no hay nada peor para un caballo cansado que un jinete cansado. Es una competencia que se desarrolla a lo largo de distancias que oscilan entre los 100 a los 160 kms. en un día, tal como son los campeonatos mundiales. En los Emiratos Árabes Unidos en la ciudad de Dubai, la Argentina tuvo un papel preponderante al alcanzar la cuarta posición entre 37 naciones participantes, con un total de 180 competidores, de los cuales sólo arribaron 80 a la meta final. Esto nos permite apreciar la dureza de la exigente prueba, a la cual se debe ir muy preparado. La consigna de este deporte es priorizar la salud y el bienestar del equino, el cual ante cualquier problema sanitario, se lo retira de la carrera preventivamente.

    Vemos que es una prueba que reúne tanto la resistencia del binomio, como su capacidad para el desarrollo de la misma y su condición sanitaria. No hay límite de edad para los jinetes, ni limitación de razas equinas para practicar este deporte, cualquier caballo en condiciones normales de salud y con un adecuado entrenamiento puede practicar Endurance.

    Una prueba de Endurance es una competencia contra reloj, para evaluar no sólo la resistencia del caballo frente a las grandes distancias a recorrer, sino también el planteo estratégico de la carrera por parte del jinete. El desempeño del caballo sobre diversos tipos de terreno y obstáculos naturales es significante para determinar el conocimiento hípico del jinete y el entrenamiento y estado del caballo. Ambos, caballo y jinete, deben reunir una condición física excelente, pues no hay nada peor para un caballo cansado que un jinete cansado.

    La competencia de Endurance se encuentra organizada en un número de fases. Al final de cada fase (en principio cada 40 km.) hay una inspección veterinaria organizada como una puerta veterinaria con un tiempo de retención (la retención comienza cuando el pulso del caballo se encuentra en los 64 o menos, hasta este momento el tiempo de la carrera continúa). Las fases pueden estar repartidas en uno o dos días, según la distancia de la prueba. El recorrido no debería contener más de un 10% de caminos de superficie dura. La parte más demandante no debería estar cerca de la meta.

    Para competencias de más de un día, la distancia promedio mínima en un concurso internacional normal es de 80 km. y en un concurso oficial es de 100 km. Para un Campeonato de un día de competencia, la distancia es generalmente de 120 ó 160 km. y el tiempo de carrera ganador es de aproximadamente 10 a 12 horas de carrera. Hay, por supuesto, otras distancias que siempre acompañan a la prueba principal (30, 40, 70 y 80 km.) tanto para jinetes y amazonas (Mayores y menores).

    Lo importante de esta disciplina es el entorno que se produce en cada prueba, en donde se congregan no sólo los participantes sino también sus parientes, amigos, propietarios de caballos, compradores y público en general. No hay límite de edad para los jinetes, ni limitación de razas equinas para practicar este deporte, cualquier caballo en condiciones normales de salud y con un adecuado entrenamiento puede practicar Endurance. La consigna de este deporte es priorizar la salud y el bienestar del equino, el cual es retirado por el servicio veterinario de la carrera ante cualquier problema sanitario.

    EL ENDURANCE EN LA ARGENTINA

    Con gestiones iniciadas por el Presidente de la Federación, Lic. Jorge Gabriel, se logró que los Emiratos Árabes invitaran a un equipo argentino a participar, con todos los gastos pagos, en el Campeonato Mundial a disputarse en el mes de Diciembre del año 1998. Esto fue el paso inicial para la disciplina de Endurance dentro del marco de la Federación Ecuestre Argentina.

    Conscientes de la tradición marchera que tiene el país se convocó a las autoridades de la Federación Argentina de Marcheros a caballo – FAMAC; a la Asociación Argentina de criadores de Caballos Árabes y a una importante cantidad de destacados marcheros independientes, para que juntos enfrentáramos el desafío que significaba concurrir al Mundial en la ciudad de Dubai. Así comenzó a desarrollarse esta disciplina hípica, la que sin dudas ocupará muy pronto un lugar sumamente destacado dentro de esta Federación, no sólo por la cantidad de adeptos a la misma sino por los seguros lauros que se obtendrán a nivel internacional.

    Es muy importante destacar que la Federación propicia la formación de las ligas de Endurance a través de las instituciones federales del interior del país, y ya hay varias provincias que están trabajando en ello, solicitando cursos y clínicas. Con relación al Mundial de los Emiratos, la Federación Ecuestre envió especialmente una Delegación de dos personas para la observación de los detalles de organización de la prueba y aprender a organizar pruebas de Endurance en la República Argentina. Así durante 1998 se llevaron a cabo tres pruebas selectivas, en Cañuelas, Mar del Plata y Tandil, sobre 100, 120 y 160 km. todas ellas con los controles a nivel internacional.

    Al final de las pruebas de selección – junto con pruebas para distancia promocionales – se efectuó la clasificación final, recayendo los primeros puestos en los siguientes binomios: Gabriela Costa con Nuri, Carlos Augusto Larrere con Misil, Marcel Segura con Reiguelén Regencia, Rodolfo Sánchez con Cedroni, Roberto Guglielmino con Opel y Santiago Mariani con M Puma.